Blogs Artes e Historia México

compartir en facebook  compartir en twitter

 

Miércoles, 07 de febrero de 2018

Casa-estudio de Conlon Nancarrow*
Escrito por Bettina Cetto

De visita en la casa que mi Tío Tlacuache, Juan O’ Gorman, le construyó al compositor

 

La casa tiene una gran relevancia, no sólo porque conjuga, entrelaza, las vidas de dos enormes creadores mexicanos, sino porque además es la única casa que nos queda de pie como testimonio de la arquitectura llamada "orgánica" de Juan O’ Gorman, tras la despiadada destrucción del castillo de sus sueños en Av. San Jerónimo.

 

La casa, en realidad, está constituía por tres moradas. La primera —en estricto orden de prelación— se la construyó a sí mismo el propio compositor. Nada como visitar la habitación que se diseñó Nancarrow para sus creaciones, con tabiques elaborados a partir de material extraído de su jardín, y su biblioteca. Ambos espacios son geniales.

 

Adosada a la primera, se encuentra la casa motivo de esta publicación, que Juan le construyó al compositor en 1948, y que tiene mosaicos por todos lados en su exterior. Está conectada con la primera en un paso completamente fluido, y ahí encontramos la recámara de Conlon que, junto con la terraza cubierta, mira al jardín por amplios ventanales de piso a techo. Un pequeño baño, y la cocina.

 

Y la tercera, fue el regalo de bodas de mi padrino para Nancarrow, diseñada y edificada muchos años más tarde. Ésta última es funcionalista, dato interesantísimo, ya que para entonces (y desde mucho antes), Juan, de hecho, había abandonado el funcionalismo.

 

*Nota al margen: Por ahí me preguntaron si la casa-estudio Conlon Nancarrow está abierta al público. En realidad, no lo está, pero se puede visitar la expo “Amistades Estructurales” en la Casa del Lago. En principio, permanecerá abierta hasta el 18 de febrero, aunque probablemente se ampliará hasta el 25 de marzo de 2018. 

 

http://www.casadellago.unam.mx/.../exposiciones/80-amistades

 

En cuanto a las imágenes que acompañan a este texto, el crédito de dos fotos corresponde a Marcute Velasco. La demás son de mi autoría.


Casa-estudio de Conlon Nancarrow*

 

 


Lo último en Entre el mar y Coyoacán

 

El derecho a la arquitectura
Los hermanos Chávez Morado en Sunnylands
El legado de Ida
La expo de Jill Magid, ¿un montaje?
Edificaciones en un paisaje volcánico de México

 

 

 

Redes sociales