Después de la muerte de los caudillos iniciadores de la lucha libertaria, Morelos continuó en la batalla; su ideal era lograr la total independencia de la Corona Española. Y para ello dio a conocer en Apatzingán los “Sentimientos de la Nación” con su propuesta para organizar un gobierno independiente.

El 22 de octubre de 1814 se publicó en Apatzingán -población michoacana- el “Decreto constitutivo para la libertad de la América Latina”, mejor conocido como Constitución de Apatzingán.

Este importante documento, -pionero de la legislación para una nación independiente-, fue el primero en llamar “Mexicanos” a los habitantes de este país, sin distinción de raza; quedando suprimidas las castas y abolida la esclavitud.

La constitución dividió en tres poderes al gobierno nacional e intentó reflejar fielmente el pensamiento del generalísimo José María Morelos y Pavón.