En 1684, nació el pintor Jean Antoine Watteau, pintor francés amigo de Gerín, cuya inspiración fue el teatro y la farándula. Muchas de sus pinturas fueron influenciadas en el Barroco holandés y flamenco. El trabajo artístico de Rubens y Tiziano marcó profundamente su obra.

Su obra está ambientada en jardines aristocráticos, llenos de personajes elegantes que muestran el ambiente social del rococó.