Especiales

El Museo de Arte Carrillo Gil se suma al Festival FotoMéxico con las muestras Los viajes de Ginzburg, 1972-2017 y El pajar, de Pawel Anaszkiewicz

 

2017-11-03

compartir en facebook  compartir en twitter
El Museo de Arte Carrillo Gil se suma al Festival FotoMéxico con las muestras Los viajes de Ginzburg, 1972-2017 y El pajar, de Pawel Anaszkiewicz

Foto: Diarios de viaje, cortesía Museo de Arte Carrillo Gil, INBA

En el marco del Festival FotoMéxico, el Museo de Arte Carrillo Gil albergará las exposiciones Los viajes de Ginzburg, 1972-2017 y El pajar, de Pawel Anaszkiewicz.

 

Los viajes de Ginzburg, 1972-2017 consiste en una selección de la más representativas e icónicas obras de Carlos Ginzburg basadas en fotografías, en las cuales construye un universo de gestos y comportamientos donde pone en cuestionamiento a la figura del artista global, la estética y el relato del turismo o la experiencia del lugar como un espacio para la experimentación conceptual desde la idea de la señalización verbal o sígnica.

 

Los viajes de Ginzburg se conforma por seis obras derivadas de las excursiones que Carlos realizó entre 1972 y 1982. Además de las series de fotografías y los documentos que se exponen en sala, la muestra se complementa con una escultura en el lobby del museo, Tierra cúbica, que funciona como índice de los primeros trabajos de Ginzburg y que pone de manifiesto la otra faceta de su trabajo, que tiene que ver con acciones y propuestas ligadas al land art y la filosofía.

 

En esta exhibición, curada por Carlos E. Palacios, se reúnen por vez primera todas sus obras en las que incluyó lugares y paisajes de México: piezas realizadas durante los últimos 40 años y que ofrecen un panorama completo de los temas ya descritos, dentro de los cuales el turismo ocupa un lugar destacado, entre otras razones, debido a que Ginzburg hizo numerosos viajes a varios destinos utilizando cualquier medio de transporte.

 

Realizar un viaje como proceso artístico e instrumento crítico fue una acción que el artista argentino replicó en todo el mundo. La dicotomía entre viaje y turismo es el eje temático principal de la exposición.

 

El viaje turístico supone relaciones críticas en torno al lugar como una operación interpretativa del espacio que con facilidad puede obviar las particularidades culturales. Diarios de viaje, On-sight marker/Off-sight markerEquivalencia, Voyages de Ginzburg Le Mexique.Table rase avec l’exotisme, piezas realizadas entre 1972 y 1982, exponen la mirada de Ginzburg sobre las maneras de representar, denotar y percibir los lugares que visitó. Las fotografías numerosas que documentan la acción, los letreros que marcan un lugar, así como los textos y objetos recopilados señalan con ironía las limitantes del turista y las aspiraciones idealistas del viajero.

 

En esta exposición, la figura del artista está enmascarada como el turista que tiene que constatar que ha estado en los sitios más exóticos. Ginzburg, con base en la sociología, también se burla de la apropiación y el control implícitos en el turismo. Los gestos paródicos y reflexivos en su obra critican las ideas occidentales sobre el viaje y las representaciones de lo ajeno.

 

Carlos Ginzburg (La Plata, Argentina, 1946) es uno de los artistas más importantes del conceptualismo fotográfico en Latinoamérica. Sus piezas de naturaleza filosófica están influenciadas por la realidad sociopolítica, la acción, el performance, el arte pobre y ecológico y la intervención urbana.

 

Desde la segunda mitad de la década de los 70 y coincidiendo con su mudanza definitiva a París, Ginzburg ha desarrollado buena parte de su práctica artística desde la idea del viaje y su registro fotográfico. Su trabajo se compone de numerosas series organizadas desde principios cercanos al archivo o al álbum de fotos, aun cuando, como el mismo artista señala, estos forman parte de micro-eventos privados y públicos documentados con fotografías.

 

La muestra El pajar reúne seis videoinstalaciones de Pawel Anaszkiewicz (Gdynia, Polonia, 1950) realizadas entre 2013 y 2017: Paja 1, Paja 2, Ave solar, Muletas del tiempo, Subsuelo líquido y Ave marina II CCTV.

 

Esta exposición, curada por el equipo del MACG, explora las vías por las cuales el video y la imagen en movimiento estructuran una nueva relación entre el espacio, el volumen escultórico y nuestra conexión con las imágenes desde el límite entre lo virtual y lo real.

 

Del mismo modo, busca enfatizar ciertas metáforas entre el mundo y sus posibilidades de representación, así como las formas metafóricas de narrativas personales donde se entrecruzan la mirada del creador a través de la cámara de video y los registros audiovisuales como unos “bloques de sensaciones empaquetados en herramientas digitales”, a decir del artista.

 

El título de la muestra surgió de una experiencia del creador que resultó en tres de las piezas que la integran: Paja 1Paja 2 y Ave solar.

 

Anaszkiewicz recurre a unas pacas de este material que se alzan en el espacio de exhibición como unas esculturas abstractas y que, a su vez, se instituyen como pantallas de proyección. Las dos primeras obras recuerdan a las ordenaciones piramidales del mundo prehispánico, y en ambas el artista establece un diálogo desde la imagen visual con otras conformaciones escultóricas del mismo material encontradas en el estado de Morelos.

 

Filmaciones realizadas en paisajes de sembradíos como una serie de sensaciones lumínicas conforman Ave solar, donde se pueden ver los reflejos del sol en las hierbas como una experiencia contemporánea cuya genealogía alcanza la misma retórica de la pintura impresionista.

 

De manera similar en Ave marina II CCTV, el creador introduce un elemento tridimensional para reconfigurar nuestra relación con el espacio y con la imagen.

 

Basada en una escultura previa del propio Anaszkiewicz, la pieza se despliega a partir de varios niveles de lectura y desde un estado fluido de lo imaginativo, donde el espacio real, la imagen fija y la proyección evanescente del lugar de exhibición y de los espectadores constituyen el hilo conductor de la videoinstalación desde un juego alternativo de pantallas en torno a una objeto sólido y contundente como la escultura en hierro.

 

La pantalla es efectivamente un recurso que evidencia cómo este objeto tecnológico domina el espectro de la imagen y de qué manera sustituye lo real, incluso nuestras propias presencias.

 

Es el caso de Muletas del tiempo, donde desde una pantalla que reemplaza al cuerpo humano apoyada en dos muletas se muestra el registro en video de los trémulos pasos de un paciente recién operado después de una cirugía ortopédica. En esta obra, la noción del tiempo es la gran protagonista: el tiempo durante la residencia en una clínica de rehabilitación frente al tiempo habitual de un cuerpo sano y activo.

 

Finalmente, Subsuelo líquido es una videoinstalación de tres proyecciones en blanco y negro. Como en el caso de las tres primeras obras, se ocupa de trasladar al espacio de exhibición una alegoría sobre el paisaje, en este caso la Ciudad de México.

 

La diferencia con las piezas de paja reside en que en esta obra la imagen virtual es la protagonista absoluta: vistas varias donde la Ciudad se alza desde la Torre Latinoamericana, uno de sus iconos modernos por excelencia. La tercera proyección convierte al suelo en una superficie de reflejos acuosos a nuestros pies. La videoinstalación es una alegoría atemporal y abstracta de la Gran Tenochtitlan.

 

Buena parte de la carrera artística de este creador está enfocada en los lenguajes asociados a la escultura y la tridimensionalidad. No obstante, desde esta técnica artística Anaszkiewicz ha introducido el video y el sonido para proponer una serie de ensayos visuales en torno a la repetición, las tautologías de la imagen contemporánea y las temporalidades diversas entre la realidad y lo mediático.

 

Ambas exposiciones estarán abiertas al público hasta el 14 de enero del próximo año, en dicho recinto dependiente del Instituto Nacional de Bellas Artes, y se acompañarán de actividades paralelas.

 

Más información en el correo electrónico macg.prensa@inba.gob.mx, el teléfono 8647 5450 extension 5209 o el sitio webwww.museodeartecarrillogil.com

Autor/Redactor:Redacción Artes e Historia México
Editor: Manuel Zavala Alonso

El Museo de Arte Carrillo Gil se suma al Festival FotoMéxico con las muestras Los viajes de Ginzburg, 1972-2017 y El pajar, de Pawel Anaszkiewicz

 

 

 

 

 

Redes sociales