Sitios

Literatura en México

compartir en facebook  compartir en twitter

Diccionario de Escritores en México

Altamirano, Ignacio Manuel

Nació en Tixtla, Gro., en 1834; murió en San Remo, Italia, en 1893.

Hijo de indígenas puros, Ignacio Manuel tuvo la oportunidad de aprender español y aritmética; después ganó una de las becas del Instituto Literario de Toluca, donde fue discípulo de Ignacio Ramírez, El Nigromante.

En 1852 apareció su primer periódico, Los Papachos, publicación que le costó la expulsión del Instituto ese mismo año.

Recorrió el país desempeñándose como maestro de primeras letras en los pueblos, o como dramaturgo y apuntador en una compañía de la legua. De entonces data su obra Morelos en Cuautla (hoy perdida).

En 1854 se unió a los revolucionarios de Ayutla para luchar contra la dictadura santanista, viéndose obligado a interumpir sus estudios.Al triunfo de la revolución continuó la carrera de jurisprudencia, pero en 1857 vuelve a estallar la guerra en México y Altamirano se avoca a la causa liberal. Consigue el título de abogado en 1859 y dos años más tarde, una vez vencidos los conservadores, es electo diputado al Congreso de la Unión donde se revela como uno de los mejores oradores de su tiempo.

Tomó parte en las luchas contra la invasión francesa y el Imperio, destacándose no sólo como artista, sino también como hombre de armas. Al quedar restaurada la República se retiró de la vida militar, aunque continuó con sus actividades políticas: fue diputado al Congreso de la Unión en tres períodos, durante los cuales abogó por la instrucción primaria gratuita, laica y obligatoria. Fue también procurador general de la República, fiscal, magistrado y presidente de la Suprema Corte, así como oficial mayor del Ministerio de Fomento.

Ocupó el Consulado General de México en Barcelona (1889), y más tarde el de Francia (1890). Durante un viaje a Italia cae enfermo y muere. Sus cenizas fueron llevadas a México y, al cumplirse el centenario de su natalicio,se depositaron en la Rotonda de los Hombres Ilustres, en la ciudad de México.

Altamirano se dedicó a una intensa actividad cultural al restaurarse la República, desempeñándose como maestro e impulsor de la renovación de las letras nacionales.

Fundó El Correo de México (1867) con Ignacio Ramírez y Guillermo Prieto. En 1869, publica el primer número de la revista El Renacimiento que, con sus cincuenta y tres números, constituye una crónica de la época , así como un registro de su producción literaria y científica.

Asimismo fundo también los periódicos El Federalista (1871), La Tribuna (1875) y La República (1880).

Fue quizá el primer mexicano que exploró las literaturas inglesa, alemana, norteamericana e hispanoamericana.

Perteneció a numerosas asociaciones literarias y ejerció incansablemente el magisterio. Esto último le permitió presidir el ciclo de formación de la literatura mexicana de la segunda mitad del S.XIX, esforzándose por crear e impulsar una literatura de acentos nacionales, pero con raíces en las ideas universales.

Cultivó el cuento y el relato, la crítica y la historia; el ensayo y la crónica, la biografía y los estudios bibliográficos, la poesía y la novela. De este género destaca Clemencia, considerada como la primera novela mexicana moderna.

POESIA:

Rimas (1880)

NOVELA:

Clemencia (1869)

El Zarco ( 1869)

La Navidad en las montañas (1871)

CUENTO:

Cuentos de invierno,las tres flores (1880)

RECOPILACIONES:

Paisajes y leyendas, tradiciones y costumbres de México (1986)

Crónicas de la semana (1969)

La literatura nacional (1949)

Obras (1899)

Obras literarias completas (1959)

Obras completas (1986).

 

 

Redes sociales